La gestión de la retirada de residuos sanitarios

By 18 marzo, 2021abril 15th, 2022Contenido, Gestión de facility services

La gestión del depósito, almacenamiento, y en definitiva, el traslado de residuos generados en centros sanitarios no dispone a nivel estatal de una normativa específica. Se aplican de forma predeterminada las diferentes directivas Europeas referidas al almacenamiento, el traslado, vertido, depósito e incineración así como la regulación general de envases, residuos tóxicos y suelos contaminados. A su vez la regulación del traslado y tratamiento de los residuos sanitarios es una competencia de las comunidades autónomas.

¿Qué tipo de residuos se generan en centros sanitarios?

Más allá de los específicos como resultado de tareas de obras, instalaciones o mantenimiento de maquinaria y equipamiento, los residuos más comunes generados en centros sanitarios engloban diversas clasificaciones:

  • Asimilables urbanos: corresponden a envases, cartonajes y residuos generales que no representan un riesgo de toxicidad específica. Este tipo de residuos no requiere de un tratamiento especial distinto del tratamiento general aplicado en cualquier localidad para su clasificación, recuperación o rechazo.
  • El resto, no asimilables urbanos engloban una amplia clasificación, cuya principal distinción es su toxicidad, peligrosidad y nivel de contaminación tóxica o biológica. Encontramos la siguiente descripción principal:
    • Residuos sanitarios generales. Corresponden a residuos generados por la actividad sanitaria que no tengan identificada toxicidad o agentes contaminantes.
    • Residuos citotóxicos. Se trata de residuos principalmente químicos. Se corresponden también en esta clasificación los envoltorios, contenedores y resto de materiales que hayan estado en contacto directo con residuos de esta clasificación.
    • Residuos biosanitarios. Residuos, principalmente biológicos.

Los residuos sanitarios se clasifican en los siguientes grupos, según su nivel de toxicidad, peligrosidad y los agentes contaminantes que los componen.

  • Grupo I. Residuos generales como envases, cartones, plásticos, envoltorios y similares no contaminantes ni tóxicos. Este tipo de residuos se recoge en bolsas de color negro.
  • Grupo II. Residuos sanitarios como apósitos, vendajes, textiles y similares que no hayan sido aplicados o tratados con personas infecciosas. Este tipo de residuos se recoge y almacena en bolsas de color gris con la leyenda específica identificativa.
  • Grupo III. Residuos de tratamientos y procesos sanitarios aplicados a personas infecciosas. Este grupo incluye viales, objetos punzantes, etc. Se almacenan en contenedores de color amarillo identificados además por la leyenda específica.
  • Grupo IV. Residuos peligrosos de tipo citotóxico. Incluye resto de medicamentos y recipientes que hayan estado en contacto con ellos, agentes químicos. Su almacenamiento se realiza en contenedores de color azul con la leyenda específica de su contenido.

Todo esto hace que la operativa, por parte de las empresas de retirada y gestión de residuos, requiera de un control y una trazabilidad muy estricta, y muy precisa. En este punto, la tecnología juega un papel fundamental.

 

La gestión de residuos sanitarios, individualizada y trazada, con Jano Facility Services

Nuestro software de gestión Jano Facility Services (Jano FS) incluye un módulo específico para la planificación, gestión y organización del proceso de depósito y traslado de residuos sanitarios. Este sistema aplica un modelo de trazabilidad en origen, que identifica de forma única, sencilla y muy efectiva todas las operaciones que se realizan:

  • Identificación de los puntos de depósito en las instalaciones. Almacenamiento de contenedores, cubos y bolsas en las instalaciones, oficinas, boxes y ubicaciones del centro sanitario. Este proceso además identifica el tipo de residuo (Grupo), y otros detalles como horarios de recogida admitidos, planificación y ruta.
  • Organización del proceso. Definición y planificación de itinerarios de recogida y cambio de bolsas y contenedores. Se organizan de modo que el o la operario/a evite el tránsito por zonas de afluencia de público.
  • Identificación individual de cada contenedor o bolsa. Mediante adhesivos con códigos QR o de barras, se asigna un número único a cada elemento, de modo que se pueda trazar fácilmente cuando se ubica, cuanto tiempo transcurre en la posición, cuando se retira, las personas que operan en el proceso (turnos, itinerarios, etc.).

Las operaciones son de fácil realización, no invasivas y se pueden realizar con un teléfono móvil con o sin lector de códigos de barras (CCD o láser). El sistema opera siempre con datos en tiempo real.

La trazabilidad permite conocer todos los detalles a nivel individual (bolsa o contendor); procesos, fechas, horas, peso, proveedor asignado para la incineración o tratamiento posterior, incidencias y sucesos (por ejemplo contenedores manipulados, deteriorados, cambiados de lugar, con contenido inadecuado, etc.).

El pesado final de cada contenedor o bolsa puede informarse directamente desde el terminal smartphone, desde el sistema Jano o importarse directamente desde el propio sistema de pesado siempre que disponga de la capacidad de exportar esta información. Jano FS dispone de diversas presentaciones de visualización, así como de herramientas de consulta (Jano FS y Jano Web) para conocer y analizar todos los datos obtenidos en la realización de este servicio. El modelo de trazabilidad en origen utilizado resulta además de aplicación a otros procesos de centros sanitarios como bolsas y sacas de vestuario, lavandería, etc.

Para más información, puedes consultar la página de nuestro software de gestión Jano Facility Services, o contactar con nosotros para agendar una cita y ver una demo.